EL CReSA, UN CENTRO QUE TRABAJA PARA EL SECTOR PORCINO

| 21 Octubre, 2013 | 0 Comentarios
La Fundació Centre de Recerca en Sanitat Animal dedica una buena parte de sus actividades a asuntos relacionados con nuestro sector

La Fundació Centre de Recerca en Sanitat Animal, conocida por sus siglas CReSA, es una fundación pública creada conjuntamente por la Universitat Autònoma de Barcelona y el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA), dedicada a la investigación en sanidad animal. Desde su fundación en 1999 hasta la actualidad, ha desarrollado un buen número de trabajos en este campo, entre los que destacan aquellos relacionados con el ganado porcino.

No cabe duda de que las aportaciones prácticas que ha efectuado el CReSA en este ámbito han contribuido claramente a mejorar la rentabilidad de las explotaciones de porcino, favoreciendo la competitividad de nuestro sector.

Joaquim-Segales-CRESA

Quim Segalés, es actualmente el Director del CReSA

En el CReSA se trabaja en estrecha colaboración y en pie de igualdad con las empresas, así como con instituciones, centros de investigación y de enseñanza tanto del sector público como del privado. En él se desarrollan programas de I+D en el ámbito de la sanidad animal y se transfieren con facilidad al sector los avances científicos alcanzados. Pero también actúan como asesores de empresas del sector agroalimentario y de las administraciones públicas. Asimismo, otra de sus importantes actividades pasa por la organización de programas “a la carta” de formación científica y técnica.

Dentro del mundo del CReSA, destaca la figura de su director, Quim Segalés, conocido, respetado y valorado científico en los ambientes nacionales e internacionales, que rige con maestría este prestigioso centro. Este alma mater, despliega su intensa actividad en el centro, transmitiendo su empuje y entusiasmo a todos los que en él trabajan.

Una vez más –nunca serán suficientes- tenemos la ocasión en AVANCES de mantener una conversación con Quim Segalés, en la que nos habla de los trabajos en curso, de los proyectos de futuro a corto y medio plazo, así como de las posibilidades de colaboración con el sector. Este es el resultado de nuestro encuentro.

Para comenzar, ¿podría hacernos un breve balance de las actividades y resultados prácticos obtenidos por el CReSA en estos últimos años y que estén relacionados con el sector porcino; es decir cuál ha sido la contribución del CReSA al sector?

En los últimos años el CReSA ha potenciado la investigación en enfermedades de la especie porcina, tanto en el ámbito de procesos endémicos como en enfermedades notificables a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Entre las primeras se destacaría el síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS), la circovirosis porcina, la influenza porcina, las infecciones por Torque teno sus virus (TTSuV) y la enfermedad de Glässer. En el ámbito del PRRS se ha avanzado en el conocimiento de la inmunidad frente a este virus, pero la marcada variabilidad de la respuesta inmunitaria de las distintas cepas víricas hace que aún se requiera una mayor caracterización de la misma y determinar qué elementos puedan facilitar la posibilidad de una mejor calidad de la respuesta vacunal. Definitivamente se trata de un gran desafío el que tenemos por delante. En relación a circovirus porcino tipo 2 (PCV2) continuamos con estudios versados en la vacunación y en intentar lograr una mayor eficiencia de los productos vacunales en relación al momento idóneo de su aplicación. En relación a la influenza porcina hemos trabajado especialmente en temas de epidemiología, así como también en inmunidad y mejora de presentación de antígeno y en el concepto de generación de vacunas universales frente a virus influenza. Con los TTSuVs estudiamos su potencial capacidad patogénica, aunque en la actualidad pensamos que se trata de agentes secundarios que aprovechan los fenómenos de inmunosupresión para causar sus efectos. Finalmente, de la infección por Haemophilus parasuis nos interesa conocer con mayor profundidad sus determinantes de virulencia, con el objetivo final de aproximarnos a la posibilidad de desarrollar vacunas eficientes y universales frente a la bacteria. En cuanto a infecciones víricas exóticas se está trabajando en las pestes porcinas (clásica y africana), siendo el hilo conductor el desarrollo de vacunas mejoradas en el primer caso y de una vacuna que hasta día de hoy se resiste a nivel mundial en el segundo (no existe aún ninguna vacuna en el mercado frente a peste porcina africana). Lógicamente, estos estudios nos permiten también ahondar en la patogenia de estas dos infecciones víricas tan importantes.

Aerea Cresa

También nos gustaría conocer en qué proyectos o líneas de investigación están trabajando actualmente y qué resultados esperan obtener a corto y medio plazo.

En la línea de lo que comentaba anteriormente, nuestros esfuerzos y esperanzas se centran en ofrecer mejores herramientas preventivas frente a las infecciones que estudiamos. Sabemos que es un objetivo a largo plazo para la mayoría de los casos, pero pensamos que también estamos consiguiendo resultados de utilidad a corto plazo, como serían los protocolos de optimización de la vacunación frente a PCV2. También cabe señalar que en el ámbito de la peste porcina africana estamos probablemente más cerca que nunca de encontrar un prototipo vacunal que genere una protección que hace años era impensable. Estos aspectos más tangibles se mezclan con otros que quizás no lo son tanto, pero todo aquello que permita conocer mejor cómo funcionan estos patógenos es definitivamente un paso más para acercarnos a entender y poder prevenir estos problemas. Otro tema que pensamos abordar muy próximamente y que de hecho ya hemos iniciado, es conocer cómo la presión vacunal que ejercemos sobre algunos patógenos cambia a éstos, y así monitorizar de alguna manera que cambios podemos esperar en un futuro en relación a estos agentes y su capacidad patogénica.

Sabemos que el CReSA es un centro que desde su creación mantiene una actitud muy abierta de colaboración con el sector. En este sentido, sería interesante conocer de un modo sencillo, de qué forma las empresas –y qué empresas- pueden establecer conciertos o colaboraciones. ¿existen limitaciones territoriales o de algún otro tipo?

Efectivamente, el CReSA ha potenciado desde sus inicios la relación con las empresas tanto público como privadas. Realizamos encargos para la administración catalana así como para la española, generalmente asociados a temas epidemiológicos y de vigilancia sanitaria. Por otro lado, tenemos una relación muy estrecha con muchas compañías del ámbito agroalimentario y biofarmacéutico, dado que podemos actuar como organización de investigación por contrato (lo que en inglés se conoce como contract research organization, CRO). Como CRO podemos, tanto trabajar como empresa de prestación de servicios, como colaborar estrechamente con los departamentos de I+D+i de las empresas, especialmente en los estadios iniciales del desarrollo de productos. En este último ámbito, pensamos que podemos ayudar a las empresas a potenciar intensamente su área de I+D ofreciendo unos servicios y conocimientos de calidad contrastada, con investigadores/as líderes en distintos campos de la sanidad animal. Por supuesto, nuestra vocación es tanto nacional como internacional. En este último contexto, ello incluye no solo la Unión Europea, sino cualquier entidad que pueda tener interés en colaborar con CReSA. Solo por poner un ejemplo, hemos firmado contratos de investigación con empresas prestigiosas del sector ubicadas tanto en España como en países como Alemania, Holanda y Francia en la Unión Europea. De hecho, además de trabajar con grandes multinacionales del sector, también estamos trabajando con pequeñas empresas, con lo que en principio no hay limitaciones de ningún tipo, ni queremos ponerlas tampoco.

Lab-1-Cresa

Insistiendo sobre este punto de colaboración con el sector. ¿Podría señalarnos cuales son las líneas de trabajo o campos de colaboración más habituales en entre el CReSA y las empresas?

En general, la mayor parte de empresas buscan en CReSA un servicio de calidad que incluya dos puntos básicos. Por un lado, que las personas que lo ejecuten sean expertas en ese ámbito, cosa que garantiza no solamente que se va a ejecutar un estudio, sino que se va a contar con el asesoramiento de personas expertas a nivel internacional en la temática concreta. En este contexto, las experiencias con las empresas tanto pueden ser por temas de interés puramente investigador exploratorio, como prestación de servicios o como acciones de marketing. Por otro lado, las regulaciones para el registro de productos a nivel nacional e internacional son cada vez más exigentes, y ello implica tener que trabajar con acreditaciones de agencias tipo ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) y de buenas prácticas de laboratorio y clínicas. En estos casos, la mayoría de estudios son de prestación de servicios, pero también se valora de forma importante la disposición de investigadores/as expertos en los distintos ámbitos de trabajo. Muchos de los estudios que realizamos incluyen pruebas de eficacia y seguridad de productos farmacológicos y biológicos (vacunas), estudios comparativos entre medicamentos, y puesta a punto y aplicación de modelos experimentales.

 

Sobre el Autor:

Avances
×

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies