Granja Sanglas

| 9 septiembre, 2013 | 1 Comentario

Una gran explotación de diseño impecable y un ejemplo a nivel mundial en tecnificación y eficiencia productiva

Recientemente hemos tenido la oportunidad de visitar la granja Sanglas situada en el término municipal de San Cebrián de Castro, en la provincia de Zamora. La explotación de 3.300 reproductoras, está diseñada de acuerdo con la gran experiencia del Grupo Batallé y cuenta con las más modernas tecnologías existentes en el sector de la producción porcina.

Para la realización del presente reportaje, contamos con la presencia de un grupo de profesionales de primer nivel. Así, estuvieron presentes en nuestra visita Salvador Batallé, Gerente de Selección Batallé; José Antonio Pérez, Director Comercial de la zona Centro/Norte de Selección Batallé; Carlos Fernández, Director Técnico de la zona Centro/Norte de Selección Batallé y Joan Sanmartín, del grupo OPP y colaborador de Selección Batallé. Todos ellos nos acompañaron en nuestro recorrido por la granja y nos facilitaron todo tipo de información al respecto.

La granja está emplazada en una finca rústica de 15 Ha., en la que las edificaciones ocupan una extensión de 5 Ha. y el resto de la superficie se dedica al cultivo de cereales. Es una granja de reciente construcción, pues los primeros animales entraron en octubre de 2012.

La bioseguridad constituye un elemento básico en esta importante granja, pues además de lo que representa estar situada a más de 3 km. de distancia de la más próxima, cuenta con un doble vallado perimetral. Las instalaciones están diseñadas de tal modo que ningún camión deba circular por el interior, ya sea para el transporte de animales, de pienso o para el traslado de la biomasa que se utiliza para la producción de energía mediante calderas.

La granja también dispone de detalladas medidas de bioseguridad en su interior, comenzando por una sala situada en la entrada que se utiliza para el cambio calzado del exterior por otro propio de la granja, como primera medida de control. Seguidamente se pasa a la zona de vestuarios y duchas, donde se efectúa el cambio de ropa, quedando perfectamente delimitada una zona limpia en la que no se introducen elementos del exterior. También comprobamos cómo en todas las salas de la explotación se llevan a cabo labores sistemáticas de limpieza y desinfección mediante el procedimiento de “todo dentro-todo fuera”, respetando amplios plazos de vacío sanitario.

Panoramica-exterior-Sanglas-Batalle

Estructura de la granja

Visitamos en primer lugar la nave de reposición o recría que cuenta con todo el suelo enrejillado. La ventilación es forzada, como ocurre en todas las naves que conforman la explotación. Está formada por siete módulos con capacidad de 50 animales cada uno. En ella se lleva a cabo la cuarentena y a la vez la primera fase de entrenamiento por medio de las denominadas “máquinas tontas” o “dummies”. Estas no son más que una tolva a la que se accede por medio de un túnel, a semejanza de las automáticas, de modo que la cerda vaya acostumbrándose a comer tras el túnel y a empujar una puerta, no existiendo aún control electrónico de la alimentación. En esta nave permanecen las cerdas hasta alcanzar los 135/140 kg de peso.

Una vez superada esta fase, las futuras reproductoras pasan al “módulo de entrenamiento dos”, que ya dispone de cuatro estaciones electrónicas de alimentación. En este punto, las máquinas son exactamente iguales a las que se encuentran en la nave de gestación, por lo que se puede iniciar el control electrónico individualizado de las cerdas mediante el uso del chip. En esta fase, cada estación atiende a un total de 60 cerdas. Una peculiaridad es que en esta zona las máquinas cuentan con un dispositivo adicional para suministrar automáticamente Altrenogest, de tal modo que se aprovecha el proceso de aprendizaje del uso de la estación de alimentación para realizar al mismo tiempo la sincronización del celo.

La nave de cubrición cuenta con 330 boxes, en los que tiene lugar la inseminación. Un punto clave en esta explotación es que la cerda tras ser inseminada no vuelve a boxes, sino que pasa directamente a la fase de gestación en grupo, siguiendo el procedimiento denominado “inseminar y soltar”. Con este sistema, las cerdas no permanecen ni un solo día de gestación alojadas en el box. Por tanto, el tiempo de estancia en esta nave va únicamente desde el destete, o la programación del celo en el caso de las nulíparas, hasta que se inseminan.

  • De izquierda a derecha, Joan Sanmartín, Salvador Batallé, Carlos Fernández y Jose Antonio Pérez

Seguidamente, las cerdas pasan a la nave de gestación control. Esta cuenta con dos zonas de suelo, una enrejillada y otra compacta. La distribución del suelo fue diseñada de modo que la zona compacta pueda mantener el calor que originan los propios animales, circunstancia que evita que el suelo esté húmedo y así limitar la aparición de inflamaciones y cojeras que condicionen la eliminación de cerdas. Esta importante nave cuenta con 14 máquinas que atienden 80 animales cada una, alojando por tanto a 1.120 hembras.

En esta nave se dispone de un innovador sistema de detección de celo, consistente en la ubicación de una serie de antenas junto a un cubículo en el que se encuentra un verraco. De esta forma, cuando las cerdas se acercan al verraco, la visita queda registrada en el sistema informático de gestión, que avisa cuando la frecuencia de visitas indica que la cerda se encuentra en celo. Tras la cubrición y una vez realizada la comprobación de gestación, las hembras pasan a la nave de gestación confirmada, que es similar a la nave de control de gestación pero sin el dispositivo de las antenas verraqueras. Esta impresionante nave cuenta con 18 máquinas, con grupos formados por 80 hembras, lo que constituye un plantel de 1.440 cerdas.

Cumplido el ciclo de gestación, tras su paso por la ducha, las cerdas pasan a la nave de maternidad. Cuenta cada cubículo con placa de calor, enrejillado de hierro fundido debajo de la cerda y plástico en los laterales para los lechones. La ventilación es de la marca Skov y la calefacción se consigue por medio de calderas de biomasa que calientan agua; los suelos son de la marca Mik. El número de partos es de 144 por semana, ocupando cada banda dos salas en las que permanecen hembras y lechones las cuatro semanas de la fase de lactación. Alcanzado este punto, las cerdas que no se desechan vuelven de nuevo al inicio del ciclo de producción en la sala de cubrición con boxes.

Los lechones salen actualmente de la granja con un peso medio de 7,6 kg a los 26 días, teniendo en cuenta que son todo camadas de primerizas. Sin embargo, está previsto que en un futuro próximo los lechones saldrán tras 28 días de lactación con 8/8,5 kg de peso.

  • Cubículos de la nave de gestación

Genética

La granja cuenta con un censo de 3.300 madres de genética Batallé que según nos indica Salvador Batallé, está basado en la combinación de tres razas puras. La línea madre F1 es de origen Duroc/Landrace y se finaliza con Pietrain para producir la F2. La madre F1 ofrece un sello diferencial en el mercado debido a su gran prolificidad y excelente calidad de carne. La F2 por su parte, ofrece un producto final diferenciado en calidad, lo que premia al producto a la hora de fijar el precio.

Es muy importante destacar que el trabajo genético de Selección Batallé se basa siempre en razas puras, circunstancia que implica una mayor homogeneidad en el producto final, además de un producto cualitativamente más uniforme.

El rendimiento en la actualidad se sitúa en 29,2 lechones por cerda productiva, si bien se están obteniendo avances en este parámetro, esperando alcanzar a corto plazo los 30 lechones. Sin embargo, para Batallé el objetivo principal no es la cantidad sino la calidad del lechón, con un peso óptimo al destete. Los partos por cerda se sitúan entre los 7 y 8, teniendo en cuenta que el parámetro fundamental para desechar cerdas es el de la eficiencia productiva, primando este concepto sobre la prolificidad. Otra de las ventajas con que cuenta la F1 Batallé es su poco consumo a lo largo de su vida, los kilos de pienso consumidos por cerda y año son alrededor de 1.100, lo que unido a unos altos niveles de productividad numérica, la convierten en una cerda altamente eficiente en estos sistemas de producción. Se trata además de una cerda rústica que no tiene problemas de bajas, con unos aplomos muy bien acondicionados, por lo que se adapta perfectamente al manejo y condiciones de cría que impone la normativa sobre bienestar animal. En cuanto a productividad, en la Granja Sanglas se están obteniendo medias de 12,1 lechones destetados, con unas condiciones corporales óptimas; se trata sin duda de un dato espectacular, especialmente teniendo en cuenta la juventud de la población de la granja.

Desde mi punto de vista –señala Salvador Batallé- la genética se basa en equilibrios y lo que se trata es encontrar ese punto de equilibrio para mantener adecuadamente los caracteres productivos. Nosotros llevamos trabajando en genética más de 35 años y estamos logrando un producto final con unas condiciones de calidad de carne y canal óptimas. Pero además, nuestra genética ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, adaptándose a las demandas de la industria cárnica y de los consumidores.

Otro punto en el que hemos avanzado es en el ámbito de la selección genética de los animales. Desde hace unos tres años se aplica el sistema de evaluación CrossBlup. Se trata de una evolución del sistema de selección clásico BLUP en el que se utilizan los rendimientos de los animales cruzados para evaluar genéticamente los animales de raza pura.

En el sistema Crossblup inseminamos la cerda híbrida F1 con genealogía conocida (padre Landrace y madre Duroc controlados) con un único macho Pietrain en cada ciclo estral. El cerdo híbrido comercial F2 nacido del cruce, después de las fases de transición y engorde en granjas comerciales, es controlado en el matadero y/o sala de despiece. Se obtienen los rendimientos de peso de la canal (crecimiento), % de magro de la canal, ph a 24 horas post-mortem en jamón y otros rendimientos de calidad de canal y carne.

Todos estos datos se introducen en una base de datos centralizada y de este modo nuestros genetistas pueden evaluar genéticamente cada animal de raza pura para los caracteres productivos más relevantes para el productor.

Es, sin ninguna duda, esta circunstancia la que nos ha permitido alcanzar unos avances espectaculares en el ámbito de la genética.

Sigue indicándonos Salvador Batallé otra de las ventajas de su empresa genética, pues es de las pocas que cuenta con producción propia de F2, con un gran censo de más de 17.000 cerdas F1 para obtener producto final, además de un matadero para poder analizar el producto final, controlando e identificando 600 animales a la semana.

Con estos datos creamos unos índices genéticos que nos permiten seleccionar los mejores machos Pietrain en cuanto a tasa de magro, tasa de musculación, grasa dorsal, etc. y que además son capaces de transmitir a su descendencia cruzada todo su potencial genético.

Concluyendo, podríamos afirmar que la F1 Batallé es una cerda muy adaptada a las condiciones del nuevo modelo de bienestar animal, además de ofrecer una alta productividad siendo también muy eficiente. Actualmente el consumo de pienso se sitúa por debajo de 6 kg por kilo de lechón producido. Además, en el caso del producto final, se trata de un animal a la carta, pues debido a su ingente banco de datos, puede atender la demanda específica de cualquier producto por parte de la industria cárnica.

Gestación libre con máquinas

La alimentación de las cerdas en gestación se efectúa por medio de una serie de estaciones electrónicas que trabajan con el programa de gestión y la máquina Schauer. Gracias a este sistema, se controla diariamente el consumo individualizado de cada cerda, detectando incluso cuales han sido las cerdas que no han comido en el día, evitando así que ninguna hembra pase más de un día sin ingerir alimento.

Si se ha efectuado un buen entrenamiento -nos indica Carlos Fernández-, el comportamiento de la cerda ante la máquina es muy bueno y no suelen aparecer rechazos. El entrenamiento mínimo de la cerda es de dos semanas en la Fase 1 y otras dos semanas en la fase 2, una vez finalizado, se consigue que la totalidad de los animales entren confiadamente en la máquina, hasta el punto de no haber desechado ningún animal porque no sepa comer dentro de ella. En este caso de la Granja Sanglas, cabe destacar el refuerzo en el entrenamiento en el uso de la máquina, al practicar la sincronización de todas las cerdas jóvenes mediante la dosificación del Altrenogest en el sistema, circunstancia que permite tres semanas más de refuerzo en el entrenamiento, consiguiendo así unas cerdas perfectamente adaptadas.

  • Sistema de gestión Schauer de las estaciones de alimentación
    Sistema de gestión Schauer de las estaciones de alimentación

Carlos Fernández nos sigue señalando que el hecho de decidirse por la máquina Schauer, no sólo fue por el asesoramiento que ofrece OPP, sino también por la seguridad y resultados que habían comprobado en otras granjas en cuanto a eficiencia y sincronización del celo, consiguiendo de este modo mantener en bandas a la totalidad de los animales.

Por su parte, Joan Sanmartín nos señala que la experiencia de Batallé en la gestión de hembras en grupos, permitía deducir que esta línea genética presentaba un comportamiento social diferente y muy positivo. Así, al mantener grandes grupos de cerdas, se constata que el factor estrés es mínimo, por lo que los resultados productivos mejoran. Este hecho puede comprobarse en el estudio que está realizando Batallé sobre el comportamiento social y generación de jerarquías agresivas. En el mismo se constata que esta línea genética, posiblemente por la aportación del factor Duroc, ofrece mucha calma al lote. Este elemento, unido a la ausencia de lucha por la comida, permite expresar a las hembras todo su potencial genético, incluso la aplicación del método “inseminar y soltar”, sin que aparezcan casos de gestación en box, obteniendo de este modo tasas de partos que han rondado el 94%.

Así pues, en este modelo de producción de bienestar tecnificado se está comprobando que son factores capitales para el éxito, la línea genética empleada, el tamaño del grupo, el acceso a la alimentación y el estado de carnes de la cerda.

Nuevamente interviene Carlos Fernández para comentarnos los controles informáticos que se llevan en la granja. Periódicamente cada dos semanas se valora la condición corporal de la cerda y de acuerdo con su estado, se le aplican las diferentes curvas de alimentación programadas. Sin embargo, en esta fase han establecido dos excepciones muy importantes, una es cuando la hembra acaba de ser inseminada y pasa a la nave de control de gestación y el otro en el momento de pasar el ecógrafo. Transcurridas 4/5 semanas, se valora nuevamente a la cerda, decidiendo si se ha recuperado y procede integrarla en una curva normal, o bien conviene seguir manteniéndola en una curva de recuperación.

En este punto cabe destacar que a pesar de no estar la cerda confinada en un box se comprueba su buen comportamiento en el grupo ya que en la mayor parte de los casos, se procede al paso del ecógrafo permaneciendo la cerda echada. En este tipo de granjas no sólo prima el comportamiento del animal, sino también el del personal. Ya no se trabaja con animales inmovilizados en un box, sino con grupos, en contacto muy directo con las hembras. Este contacto directo, mejora la interrelación personal-animal, produciendo un efecto positivo en la motivación del trabajador.

Farm´s Mother

Desde su inauguración, en la granja Sanglas, se implantó el sistema informático Farm´s Mother (programa de integración de sistemas propio de OPP). Se trata de un software muy elaborado que engloba el programa de alimentación de las máquinas con el de gestión de producción. Con el Farm´s Mother se obtienen al instante todos los resultados de eficiencia alimentaria, de consumo de pienso, pudiendo tomar decisiones al momento. Así, por ejemplo, cuando pare una cerda pueden conocerse en ese mismo instante los kilos de pienso que ha consumido durante la gestación, cuantos kilos de lechón ha producido, cuantos por kilo de carne producido y cuantos por lechón destetado.

Además, con el Farm’s Mother se evitan los errores de manejo, ya que todas las cerdas desde su entrada en el ciclo productivo disponen de un chip, dándolas de alta muy fácilmente por medio de las Pda. A partir del alta los datos se integran automáticamente en el sistema mediante las lecturas del chip, evitando cualquier error humano. Todo lo que acontece en la granja se cierra informáticamente cada día, lo que permite analizar la mínima desviación que se produzca, adelantándose a los acontecimientos y adoptando las medidas que sean oportunas para su corrección.

El adiestramiento para el uso del sistema requirió un periodo de formación de una semana a tres personas, posteriormente esos mismos trabajadores han sido los que han enseñado el uso del modelo al resto de compañeros.

Con el Farm’s Mother se puede conocer en tiempo real qué animal se desvía del proceso. Detecta si la cerda es más o menos eficiente, pues permite comparar los diferentes parámetros de cada hembra en relación con sus compañeras, de este modo se pueden adoptar decisiones, pudiendo descartar precozmente a aquellas cerdas que no son eficientes para la explotación.

Cada miércoles se propone al sistema el destete que va a tener lugar el jueves, comprobando previamente la eficiencia de esa banda, procediendo a eliminar las cerdas que han sido menos eficaces, que han destetado menos kilos de carne, o bien que destetando los mismos kilos de carne han necesitado más kilos de pienso.

  • Bioseguridad y limpieza de las naves

Estado sanitario

Las cerdas proceden de una granja de multiplicación situada a 20 km. en donde se ubican las abuelas Duroc y el abuelo Landrace. Todas las hembras de esta explotación son PRRS negativas, posteriormente las primíparas se recriaron en una granja próxima de 10.000 plazas. Estos animales son los que se utilizaron para repoblar la granja Sanglas.

La granja está calificada oficialmente como indemne Aujeszky, con la máxima valoración A4. Los programas vacunales se iniciaron con la inmunización frente a PRRS ya que en el llenado de la granja no se quisieron correr riesgos; la vacunación frente al PRRS se realizó en sábana. Se inmuniza sistemáticamente frente a Coli-Clostridium, Parvo y Mal Rojo. También se vacuna a todos los lechones con FLEXCombo (vacuna combinada contra circovirus y mycoplasma).

Toda la producción de lechones se traslada los jueves a una transición externa, bastante distante de la granja, que posteriormente provee a los cebaderos correspondientes.

En el control inmunitario que se practica desde la dirección técnica veterinaria de Batallé, se valora la inmunidad de grupo y no la individual. Este modelo permite establecer una inmunidad tan homogénea que consigue que en la transición no aparezcan problemas infecciosos como suele ser habitual en otras granjas en las que se trabaja con el individuo. Este método está cambiando el estatus sanitario, reduciendo las cifras de mortalidad hasta niveles mínimos, inferiores al 0,4. La combinación que resulta de una correcta adaptación, un buen entrenamiento y la inmunización antes de la cubrición, permite garantizar un estatus sanitario muy homogéneo que era impensable con el sistema productivo convencional.

Inseminación

Las dosis seminales de Pietrain proceden del centro Tradiporc de Salamanca, que cuenta con genética exclusiva de Batallé y se reciben dos veces por semana. Las inseminaciones tienen lugar en su mayor parte los lunes, martes y miércoles. Con las cerdas jóvenes se utiliza el sistema tradicional, con una pauta de inseminación cada 12 horas. Por el contrario, con las multíparas, se efectúa inseminación postcervical con un intervalo de 24 horas.

Como ya se ha señalado, para la recela se cuenta con el ingenioso método de las antenas verraqueras que permite identificar automáticamente a las cerdas en celo en función de las visitas que efectúan a la zona de las antenas que es dónde se emplaza el verraco. Recibida esta información, es la propia máquina quien separa a las que están en celo cuando acuden al comedero.

Como interesante complemento para el manejo y control, la granja Sanglas cuenta con varias cámaras de video que registran todo lo que sucede en las distintas partes de la explotación. Ello permite mantener el control de la granja en los momentos de ausencia del personal, comprobando además cómo se comportan los animales cuando no existe contacto con los trabajadores. Así, se ha podido constatar que el comportamiento placentero del rebaño sigue manteniéndose, estén o no presentes los trabajadores, hecho que muestra que los animales no están expuestos en ningún caso a situaciones de estrés. Por medio de las cámaras puede observarse cómo a las 12 de la noche se pone en funcionamiento la máquina y las cerdas van a comer ordenadamente; a las 7 de la mañana, cuando llega el personal, la mayor parte de las cerdas ya ha comido. También, con este sistema, se permite realizar estudios del comportamiento animal de forma permanente.

La granja cuenta con once empleados de los que cuatro se ocupan de los módulos de reposición, entrenamiento, cubrición, gestación confirmada y control de gestación. Seis personas trabajan en la nave de maternidad y una es responsable del mantenimiento.

 

 

Sobre el Autor:

Avances
×

1 Comentario on "Granja Sanglas"

Trackback | Comments RSS Feed

  1. Jose Del castillo Tapia dice:

    Muy interesante lo mostrado. Soy del Peru y esa línea genética nunca lo escuche o vi y quisiera saber productivamente como esta ya que por aquí en el Peru hay 2 casas genéticas oficialmente co muy buenos parámetros zootécnicos y por eso mi curiosidad de saber de esa genética Batalle como es su producción como : nacidos totales, Tasas de parición y venta de carne o tn de carne vendidos por hembra al año.
    Gracias por las respuestas

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies