Identificando los genes maternales que ayudan a la supervivencia del lechón

| 12 diciembre, 2017 | 0 Comentarios

El éxito de producir un número significativamente mayor de lechones nacidos vivos al nacimiento supone prestar más atención a la capacidad de cría de la cerda. Durante algún tiempo se han diseñado los índices de selección de modo que el aumento en el número de nacidos se corresponda con un aumento en el número de tetas en la cerda. Un estudio innovador llevado a cabo por la plataforma de investigación de genética y genómica está dando a los investigadores una visión del efecto de la genética sobre el número de tetas.

La investigadora Maren van Son, con sede en las oficinas de Hamar, Noruega, ha estado trabajando en el proyecto durante 18 meses: “El número de tetas es un carácter fácil de medir, por lo que lo hemos incorporado dentro de nuestros objetivos de selección, ya que es un carácter importante para la supervivencia de los lechones. La combinación de los datos de las tetas con los datos de los marcadores genéticos puso de relieve un área muy significativa en el cromosoma 7 de los cerdos. Lo que era realmente interesante era que esta asociación entre el cromosoma 7 y el número de tetas era consistente entre las distintas líneas, una consistencia que no se ve normalmente en otros caracteres.

El proyecto ha conseguido avanzar desde los datos de marcadores existentes a información sobre secuencias de genoma completo que están disponibles en Topigs Norsvin. La esperanza era que los datos de la secuencia del genoma proporcionaran información para generar más marcadores y limitar la búsqueda de la variante del gen causante. Lamentablemente, este enfoque sólo tuvo un éxito parcial, ya que la secuencia del genoma estaba muy conservada en estas áreas con muy pocas nuevas variantes disponibles.   

 Relación entre vértebras y tetas

Otra plataforma de investigación colaboró en este punto del proyecto. Ése fue el trabajo de Jørgen Konsgro en el Atlas Porcino. Los investigadores han observado un gen documentado en la región de interés llamada Vertnin que afecta al desarrollo de vértebras en el lomo. “Jørgen fue capaz de proporcionar datos sobre el número de vértebras en cada animal que había pasado a través del escáner de tomografía computerizada CT”, explica Maren. “El número de vértebras varía entre animales, y estos datos presentaron una asociación incluso más sólida con los datos de marcadores genéticos”. De hecho, el equipo de investigación de Maren, Marcos Lopes, Naomi Duijvesteijn y Barbara Harlizius pudo explicar toda la variación en el número de vértebras a partir de los datos genéticos, pero sólo una proporción de la variación en el número de tetas.

“Nuestra hipótesis es que una vértebra adicional produce un animal más largo y crea la oportunidad para tetas adicionales. Sin embargo, otros procesos biológicos están afectando claramente si se desarrollan las tetas adicionales “, destaca Maren. “El siguiente paso es examinar las mutaciones del cerdo publicadas en el gen Vertnin para ver si existe alguna de estas variantes conocidas en nuestros animales”.

Selección para mejores madres

Esta mejor comprensión de la biología subyacente mejora la precisión en la selección genética para el número de tetas y está ayudando a garantizar que las cerdas de Topigs Norsvin sean mejores en la cría de grandes camadas que la competencia. Sin embargo, el trabajo también ha sido un proyecto útil y pionero para la plataforma de investigación de genética y genómica.

“El canal que hemos establecido para completar este trabajo se puede usar ahora para enfocarnos en caracteres mucho más complejos”, sugiere Maren. “Estamos realmente entusiasmados con su uso en algunos de los otros fenotipos que se revelan en el proyecto del Atlas Porcino, pero también podemos usarlo en caracteres más desafiantes como la resistencia y resiliencia a enfermedades o caracteres medidos después del sacrificio”. En este moderno paisaje genético parece que el único límite para la mejora genética es la cantidad de datos que podemos medir en el animal.

Acerca de:

Maren Van Son, PhD
Investigadora Senior Genómica:

‘Nuestra hipótesis es que una vértebra adicional produce un animal más largo y crea la oportunidad para tetas adicionales.’

 

 

La compañía genética porcina Topigs Norsvin es conocida por su enfoque innovador para la aplicación de nuevas tecnologías y una atención continua a la eficacia en costes de la producción porcina. Investigación, innovación y distribución de la mejora genética son los pilares de la empresa. La mejora continua y fuerte de los productos permitirán a los clientes lograr un valor añadido significativo en su producción. Más información en: www.topigsnorsvin.es

Filed in: Noticias
×

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies