LECHONES DESTETADOS POR CERDA Y AÑO

| 18 octubre, 2013 | 0 Comentarios

Durante muchos años la productividad por cerda anual ha sido, y continúa siendo uno de los principales parámetros productivos que manejamos todos los involucrados en la producción porcina, no sin prestar especial atención, y de forma más destacada en la última década a la gestión financiera de este índice. Fijémonos por ejemplo en el premio anual Porc d’Or de Diamante en España y otros similares que se entregan en otros países. En las siglas anglosajonas la productividad por cerda y año se expresa como PSY (Piglet/sow/year o Profit/sow/year) donde tenemos la real interacción positiva que a todos nos interesa en nuestras empresas, que es producir mucho y bien obteniendo el mayor margen de beneficio por cerda presente y año en base al beneficio por unidad vendida que es el kilo de cerdo. Así, comercializar el mayor número de kilos de carne por cerda y año lleva implícito que la cerda destete el mayor número tanto de lechones como de kilos de lechón y año. Entre el 10 % de las mejores y 10 % de las peores granjas en USA hay una diferencia de 50,70 $/cerda en coste de producción. Los principales puntos que influyen en la rentabilidad son la mortalidad, los cerdos desechados, ganancia media diaria en lechones y engorde, así como el número total de lechones nacidos vivos, destetados y producidos por cerda y año, aunque no guardan relación lineal ni directa con el beneficio.

Ficha-Otc13

Es bien sabido, y desde el punto de vista académico así se trata como los dos principales pilares de lo que nos ocupa son la prolificidad y la fertilidad de nuestras cerdas a lo largo de las 52 semanas del año.

En esta primera ficha técnica de un conjunto de las mismas donde vamos a desgranar los parámetros productivos que intervienen en el análisis algorítmico de estos y las pirámides de factores de decisión que tendremos que considerar en cada caso. Inicialmente trataremos:

  • Lechones destetados por cerda y año.
  • Lechones nacidos vivos.
  • Lechones nacidos muertos.
  • Lechones momificados.
  • Mortalidad en lactación.
  • Intervalo destete a inseminación – días no productivos.

En la última década las compañías genéticas han realizado un importante trabajo de selección en hiperprolificidad, por lo que ya contamos en la práctica con camadas de un gran número de lechones al nacimiento. El problema surge cuando tenemos una relación positiva entre los nacidos totales y los nacidos muertos, y sobre todo con una mayor dispersión sobre el peso medio con un porcentaje no despreciable de lechones de bajo peso con menor vitalidad y viabilidad, que condicionará significativamente el número de lechones destetados.

A efectos de aumentar el tamaño de la camada, lo que se traducirá en mejorar la supervivencia de la mayoría de los lechones nacidos con el mejor peso al destete, podemos centrarnos en un conjunto de medidas que voy a dividir en cinco grandes grupos, como son:

  1. Adecuado ambiente.
  2. Sanidad general y particular.
  3. Manejo preciso y sistema de adopciones-cesiones.
  4. Correcto programa de alimentación en cerdas y lechones.
  5. Preparación del equipo humano necesario para atención de partos y las cerdas antes del parto y la semana después.

Los componentes paramétricos que componen la cantidad de lechones destetados por cerda presente y año los revisamos dentro de los aspectos que reflejamos en la siguiente gráfica:

Grafica-Ficha-Otc13

Autor del artículo:
Eugenio Fernández Moya
Veterinario Director de Explotación de IBÉRICOS DE ARAUZO

 

Sobre el Autor:

Avances
×

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies